«Existen tantas posibilidades, como puedan imaginarse»(O. Wild)

Y es que cuando imaginamos, todo es posible. Tu imaginación es infinita y no sabe hacer otra cosa, más que crear. Cuándo imaginas, eres libre de crear lo que quieras. Te puedes permitir lo que sea. Puedes cambiar tu realidad, dándole, el color que más te apetezca. Tú le das forma a esas creaciones. Las coloreas a tu antojo. La imaginación también te permite, retocar, borrar o volver a pintar encima. Siempre podrás mejorar, aquello que no te guste. Por eso, en la imaginación, siempre seremos libres.

¿Qué colores sueles utilizar?

Cada uno elige sus propios colores, con los que pintar en su Imaginación. Y eso es precisamente lo que hace que existan tantos colores. Infinitos colores, si los mezclamos unos con otros. Si mezclamos los tuyos con los míos, para después mezclarlos con los de ella, que a su vez, ya los mezcló con los de él…Yo ya perdí la cuenta, y es que parecen muchos colores.

Aunque vivamos la misma situación, veamos la misma foto, oigamos el mismo sonido y sintamos la misma emoción, existen diferentes interpretaciones para explicar, lo sucedido. Tantas como personas vivan esa situación, observen esa misma foto, oigan ese mismo sonido y sientan esa misma emoción. Como utilizamos colores diferentes, para pintar en nuestra imaginación, también son diferentes, los que dibujan la realidad de cada uno. Algunos prefieren los colores oscuros, otros los metálicos, algunos los tonos más pastel y los más atrevidos, los colores flúor. 

¿Y qué hace posible que un color sea un color?

¿La Luz?

¿Y menos luz y más Oscuridad no le da también, matices y sombras a ese color?

El mismo color, iluminado por diferentes fuentes de luz, puede no parecer el mismo color. Sin embargo, sigue siendo el mismo. 

¿Qué uso le das a tu imaginación?

No olvides que tu imaginación no entiende de fronteras. Y como en todo hay una polaridad. En los límites de la imaginación, también. La imaginación bien utilizada, atesorada por la creatividad, puede ser un gran recurso en muchos aspectos de tu vida. En cambio, la imaginación o la creatividad mal llevada, puede darte demasiados quebraderos de cabeza. Como podemos imaginar lo bueno, también podemos imaginar lo malo. La imaginación que sin límites, es capaz de darte lo mejor, también puede darte lo peor. Porque existen tantas posibilidades como puedas imaginar.

Así que imagina para sentirte libre. Combina los colores. Mézclalos de vez en cuando. Cambia de luz. Obsérvalos también desde la sombra. Tu imaginación es incansable. Libre. 

¿Y tú?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba