Hoy me gustaría «jugar» a predecir el futuro. 

¿Eres de los que piensan, que eso es imposible, ya que no se puede vaticinar un tiempo que aún no ha pasado?

¿Y quién afirma eso, tu percepción o tú?

Si tuvieses que elegir entre algunos supuestos de futuro, en relación con la situación actual, que todos estamos viviendo en el Ahora, 

¿Cuáles serían esos supuestos?

Como compartir es vivir, voy a prestarte los que mi percepción decidió imaginar. Esperando que te sirvan para reflexionar al respecto. Puede ser que mis supuestos no coincidan con los tuyos. Si es así, por favor, comparte esos supuestos. No te los guardes sólo para ti. Que no te de vergüenza. Cualquier opción es válida y verdadera,  y si eres capaz de ver algo que el resto es incapaz de atender, es tu responsabilidad, encender la luz.

Opción primera:  

Lograremos que el Virus, deje de reinar. Despojándolo de su «corona» y poco a poco todos volveremos a la normalidad. Es probablemente la opción más halagüeña. Lo que la mayoría espera que suceda. Sin embargo, te planteo algo. Si está es la posibilidad futura que más se acerca a la realidad, 

¿Habremos aprendido algo?

Si no pasa nada. Nada vas a aprender. Obviarás la lección, tratándola como un mero «susto», que finalmente se resolvió.

¿No fue precisamente, la «normalidad», la que nos trajo esta situación?,

¿Normalidad y zona de confort, son sinónimos? 

Opción segunda: 

El Virus aunque resistente, se irá debilitando poco a poco. En este segundo supuesto, las consecuencias a nivel mundial, serán inminentes. El Mundo sufrirá una transformación nunca antes conocida. Provocando un impacto mundial en la economía global. Los mercados financieros abandonarán la actual cautela, para recibir a la inexorable recesión. Sufriremos de crisis comerciales y por si eso fuera poco, tendremos que reaprender a Vivir. 

¿Estamos preparados para tales cambios?

Opción tercera:

Llegó el final de todo lo conocido. El Virus se «coronó» con su victoria. Y la civilización humana irá cayendo poco a poco, hasta dejar de existir.

No me recrearé demasiado en esta posibilidad, ya que no me apetece proyectar todo lo que mi mente, decide imaginar. Aunque sí quiero hacer hincapié, en algo. Y es que a pesar de que nuestra civilización muera, el «Universo sigue su curso». Las plantas, los animales, el sol, la Luna y las estrellas…en general, todo lo Natural, no sufrirá las consecuencias de nuestra destrucción. Ellos pueden continuar sin nosotros. 

¿Sin embargo, si fuese al revés, podríamos nosotros continuar sin ellos?

Quizás no seamos tan importantes como pensamos. A lo mejor ha llegado la hora de cambiar de paradigma. O intercambiarse los papeles; y entender que quizás, la raza humana, a pesar de lo que se haya creído siempre, también es un recurso absolutamente prescindible, para todo lo demás.

Opción Cuarta:

Todo ha sido producto de tu imaginación. Una pesadilla que culmina con tu desertar. Al abrir los ojos, comprenderás que a pesar de lo que te quieran enseñar tus sentidos, la realidad es bien distinta. Ni lo que ves, ni lo que oyes, ni lo que sientes es real. Aceptando que es sólo una parte de tu realidad incompleta. 

¿A qué sueles atender?

Y todo lo demás, que no atiendes, 

¿No existe?

Estás son las opciones que he querido compartir contigo. Sé que existen infinitas opciones más. Sin embargo, ahora mismo, no se me ocurre ninguna. 

¿Y a ti?

¿Te gustaría compartirlas?

¿Y si no encuentras ninguna más, qué opción te parece más real?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba