¿Te sientes responsable de cómo piensan los demás?

¿Y cómo es que no te haces responsable, de tus propios pensamientos?

Eres el que genera todos esos pensamientos que deambulan por tu cabeza. Tú los eliges para pensarlos. Son tu elección. Recuerda que tú imaginación es infinita y como tal, puedes pensar o imaginar lo que quieras. Dispones de una amplia gama de infinitas posibilidades, en relación a tu pensamiento. Puedes elegir la idea que más te convenza para amenizar tu día. Por eso tus pensamientos son tu responsabilidad, porque eres el que decide entre tanta opción.

¿Cómo sueles pensar?

Muchas de las actitudes o conductas desagradables que te inoportunan, nacen precisamente, de cómo decides pensar. Todo lo que sientes y todo lo que haces, viene precedido de un pensamiento. Y nadie más que tú, puede hacerte pensar, algo que no quieres pensar. Tú te encargas de seleccionar tus pensamientos, como los demás, los suyos propios.

Piensa en esa última emoción desagradable que te rondó durante horas.

¿Puedes identificar el pensamiento que la provocó?

¿Qué pensaste que te hizo sentir así?

¿Cómo te hubieses sentido, si hubieras elegido otra clase de pensamiento más agradable?

Si tus conductas y tus acciones son originadas por tus pensamientos, comprenderás que para afrontar o resolver un conflicto personal, lo primero que tendrás que abordar serán esos pensamientos. La mente de un ganador piensa en grande, siente y cree que es un ganador y se comporta como tal. Su actitud es congruente con lo que quiere conseguir.

¿Y tu actitud, lo es, coherente?

Atiende a tu pensamiento. Elige la idea que mejor te haga sentir, para después actuar también en consonancia. Rechaza todo pensamiento que te retroalimente sentimientos desagradables. Recuerda que hay pensamientos que están deseando que los pienses. Pensamientos que pasan desapercibidos, porque decides convivir con ideas repetidas. Piensa en grande. Eres grande. Si acoges este pensamiento, tus acciones, no se atreverán a contradecirte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba